top of page

¿Sabes que es un Benchmark?

En el área del marketing es fundamental que vigilemos lo que está haciendo la competencia ya sea para posicionar un producto, evaluar nuevas oportunidades y posibles amenazas, como fuente de inspiración, etc. Para esto es imprescindible contar con herramientas que nos ayuden a sistematizar el análisis, que se conoce como benchmark.

¿Qué es un benchmark?

El benchmark en un análisis sistemático, realizado a profundidad de la competencia de una empresa, que busca comparar diferentes elementos entre la propia marca y los competidores para obtener de ello las conclusiones y oportunidades.




Tipos de benchmark:

  • Benchmark externo: en él se compara la situación de diferentes empresas de la competencia. La herramienta más habitualmente utilizada en los benchmark externos es el DAFO, para detectar las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades de la empresa.

  • Benchmark interno: esta es muy útil si lo que se quiere comparar no es la situación de otras empresas, sino de diferentes áreas dentro de una misma empresa. Como por ejemplo, podemos comparar el desempeño de los jefes de zona comerciales en diferentes provincias.

  • Benchmark funcional: aquí se compara a la empresa con ejemplos de éxito de otros sectores, pero que no están dentro de los competidores directos. Como es el caso famoso de Starbucks, que mejoró considerablemente el sistema de preparación de sus bebidas inspirados en las cadenas de montaje de Toyota.

  • Benchmark integral: un análisis completo que incluye todos los anteriores.

Cómo hacer un benchmark paso a paso


  • Definir claramente tus objetivos para saber qué tipo de análisis es el más conveniente ya sea interno, externo o funcional, y cuáles son los KPI que deberías incluir.

  • Identifica a la competencia, debemos tener muy claro cuál es nuestra competencia directa e indirecta, es el momento de realizar una investigación de mercado completa. Dependiendo el caso es posible que tengas que hacer una selección de tus competidores principales.

  • Mide los KPI que definiste previamente, extraer los datos relevantes sobre todas las empresas seleccionadas y clasificarlos.

  • Analiza la información, compara los datos y los de la competencia, con esto podrás plantearte cuales son las posibles áreas de mejora para tu empresa.

  • Aplica las conclusiones del benchmark, llevar a cabo estas mejoras y realizar un análisis posterior para ver si han conseguido el objetivo que buscábamos.

Comments


Suscríbete para recibir novedades exclusivas

¡Gracias por suscribirte!

bottom of page